El anuncio del veo veo.


Seguro que todos habéis visto durante estas Navidades el último anuncio que ha puesto en circulación la ONCE para promocionar el cupón, es que en el que los niños que vieja mi coche, van jugando al veo veo refiriéndose a personas con diferentes discapacidades: sensorial, intelectual, física.


Lo primero que debo decir, es que no quiero que se me malinterprete. Evidentemente, no tengo nada ni en contra de la ONCE, ni mucho menos en contra de sus trabajadores. Si he querido traer este anuncio es porque tengo la impresión de que los creativos se han ideado esta campaña publicitaria para la ONCE y yo vivimos en mundos diferentes.


Si recopilamos los diferentes momentos del anuncio, nos encontramos con que los niños ven primero a un atleta con discapacidad visual, (veo veo con la C de...). Más tarde ven a un empleado de una tienda con discapacidad intelectual, (veo veo con la D de...). Después de en a una profesora con discapacidad auditiva, (veo veo con la S de...). Para terminar, ven a una mujer con discapacidad física, jugando con su hija en el parque, (veo veo con la M de...).


La C, es de corredor. la D, es de dependiente. La S, es de "señorita". Y la M, de mama. Al finalizar el anuncio, una voz en off nos dice: -cada vez, más gente, nos ve como estos niños-.


Desde luego, esto como utopía está muy bien y es muy bonito, pero evidentemente esta no es la realidad. En mi opinión, este anuncio lo único que puede crear es una gran confusión. Lo que estoy diciendo, no tiene porqué ser verdad, ni tiene por qué ser así, es simplemente un opinión personal sobre el anuncio, pero desde luego a mi no me gustaría que el mensaje que recibiera la sociedad es que todo está normalizado para las personas con discapacidad y por tanto no quedan razones para luchar, y por tanto lxs que seguimos luchando somos unxs renegadxs.


La C, de corredor para estos niños, de ciego para la mayoría de la gente nos presenta una realidad de atletas con discapacidad. Dónde están esos clubs?, donde está la ayuda al deporte para personas con discapacidad?, Donde están las transmisiones de deportes de personas con discapacidad?...


No hay una normalización ni igualdad de oportunidades para los atletas con discapacidad. No hay promoción suficiente para al deporte "adaptado", está totalmente minusvalorado y la atención que se le presta desde los medios de comunicación es NULA.


La D, de dependiente para estos niños, de deficiente para la mayoría de la gente nos presenta una realidad de empleo normalizado. Cuántas personas, sea cual sea su discapacidad, y más aún el caso discapacidad intelectual logra salir al mercado de empleo ordinario? Cuantos empresarios cumplen con las leyes y respetan el porcentaje de trabajadores con discapacidad sin realizar ningún tipo de trampa? Cuantos centros especiales de empleo cumplen con el fin para el que fueron creados de servir de pasarela para el mercado laboral ordinario y no se han convertido en empresas cuyo fin es el lucro como todas las demás?...


No hay normalización en el empleo para las personas con discapacidad y la promoción que se hace es a todas luces insuficiente. Los planes de empleo especial están viciados, y los centros especiales de empleo se ha convertido en empresas totalmente rentables y ordinarias que no sirven de trampolín para llegar al empleo ordinario sino que sirven para mantener una actividad económica 100% productiva a costa de sus trabajadores.


La S, de "seño" en el anuncio, de sorda para la inmensa mayoría, nos hace ver una escuela en la que la profesora de unos niños "normales" es discapacitada auditiva, lo cual no es ningún problema ya que sus alumnos entienden perfectamente el lenguaje de signos. En cuantos colegios se imparte la lengua de signos como asignatura? En que comunidades autónomas es oficial la lengua de signos? Cuántos de nosotros, que no tenemos trato directo con ninguna persona sorda, conocemos la lengua de signos? Alguien se ha preocupado por enseñarnos? Cuántos servicios de megafonía o de información estar adaptados para personas con discapacidad auditiva? Alguien conoce algún colegio que haya contratado a profesores o profesoras con discapacidad auditiva para dar clases a niños y niñas sin esa discapacidad? cuantos colegios tienen la misma clase alumnos con discapacidad auditiva junto a otros sin discapacidad? Cuantos programas de la televisión o cuantos cines, teatros o salas de conciertos permitan que las personas con discapacidad auditiva participen en igualdad de condiciones?...


Si yo tengo que responder a estas preguntas, mi respuesta es nada, ninguna, no, siempre en negativo.


La M, de mama en esta ficción publicitaria, para inmensa mayoría todavía es de minusválido/a. Se nos presenta a una madre en silla de ruedas que juega feliz con su hija, esto es cierto, los padres y madres con discapacidad realizan todas las tareas se hacen el resto de padres y madres, pero con mucha más dificultad, siempre debido a un entorno discapacitante. Si no que se lo pregunten a las mujeres con discapacidad física a la hora de ir a la consulta del ginecólogo. Si no que nos lo pregunten a los lesionados medulares que hemos recibido una escasa, si no nula rehabilitación sexual.


La vida sexual y reproductiva de las personas con discapacidad es muchas veces negada y ocultada, siendo como una especie de tabú. Cuando no es así, pasa muchas veces a ser "de dominio público" negándose nuestra intimidad y poniendo trabas siempre a nuestros deseos de sexualidad o de concepción.


Me lleva los demonios, que alguna persona no iniciada en el tema de la discapacidad, sin contacto con el colectivo, pueda ver este anuncio y creer que realmente las cosas son como ahí las cuentan.


No queremos caridad, no queremos que se comparezcan de nosotrxs, no queremos dar pena, pero tampoco vamos a engañar a nadie. Las cosas no son como las cuentan en este anuncio, son mucho más duras y mucho más difíciles, y por eso estamos aquí, porque vamos a luchar. No por un mundo ideal, no por una utopía sino para que se cumplan nuestros derechos.


No queremos seguir siendo una minoría oprimida, no queremos ser más que nadie, simplemente, queremos la equiparación de oportunidades.


Quiero ser corredor, dependiente, "seño" y mama igual que cualquier corredor, dependiente, "seño" y mama.


Después de escribir todo esto, estoy aún más convencido. Los publicitarios de la ONCE y yo no vivimos en el mismo universo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Igor, y compañía. En mi opinión, tienes toda la razón del mundo: los publicitarios de la Once y tú no vivis en el mismo mundo. Pero... ¿q publicitarios viven en el mundo? ¿Los de la coca-cola? ¿los de corporación dermoestética? ¿los de dove-por-la-belleza-real?. Supongo q no nos queda otra a todos los "mutantes", y a los q estén en nuestra onda, q seguir en nuestro reducto galo, y dar mucha, mucha guerra a los malditos romanos.

Un saludo

Carmen Sànchez Carazo dijo...

Dices muchas verdades, pero algo se avanza. FEMADDI hace un gran trabajo. Te cito y te enlazo, desde la red tenemos que mejorar muchas cosas.